miércoles, 16 de mayo de 2018

LA VIOLENCIA SÍ ENTIENDE DE GÉNEROS.



Tal y como ya apuntábamos en la memoria del defensor de ANPE Extremadura, es mucho mayor el número de compañeras que sufren violencia en las aulas que el de compañeros. En este sentido apunta también el artículo del periódico ABC Sevilla del que nos hacemos eco esta semana. Nos describe el testimonio de varias profesoras que han acudido al Servicio del Defensor y que se refleja también en el estudio que ha realizado la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA). 

«Hay mucho machismo en los institutos y los alumnos se ceban con las profesoras. Las voces que me dan algunos estudiantes no se las dan a los profesores. Las alumnas también son muy machistas, comenta Villar. Según el estudio de APIA, la mayoría de las agresiones que sufren las docentes son de carácter verbal, aunque algunas veces se combinan la física y la verbal. Los agresores son, en su mayoría, alumnos varones, pero también forman parte de esta categoría sus progenitores y algunas alumnas. Nueve de cada diez profesores sevillanos declara tener constancia de alguna agresión verbal o física a alguna compañera.
Os dejamos el enlace a esta noticia de interés:



miércoles, 21 de marzo de 2018

EL DEFENSOR DEL PROFESOR DE ANPE EXTREMADURA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Desde que se publicaron los datos del defensor del profesor del curso pasado a nivel de Extremadura, han sido numerosos los medios que se han puesto en contacto con nosotros para interesarse por la situación del profesorado extremeño en nuestra región.
Pasamos a mostrar una muestra de esta aparición y esperamos en el futuro que se adopten medidas por parte de la administración, y de toda la comunidad educativa, para que estos datos disminuyan. Ahí va una muestra:





miércoles, 29 de noviembre de 2017

INFORME DEL DEFENSOR EN EXTREMADURA 2017


Durante el curso 2016/2017, la existencia de nuestro servicio de EL DEFENSOR DEL PROFESOR se justifica por los más de 2.249 docentes atendidos en toda España. De ellos, más de medio centenar corresponden a Extremadura. Aunque esta iniciativa haya supuesto lamentablemente centrar el protagonismo educativo sobre la conflictividad en las aulas, también se ha hablado mucho del papel del profesor y de la dignificación de su labor, mientras se difundía esta oculta realidad al conjunto de la sociedad y las administraciones educativas empezaban a prestar la atención que demandaba este problema.

 Desde la eclosión del servicio en 2007, ANPE Extremadura ha visto cómo la violencia se ha perpetuado a través de nuevas vías y distintas redes sociales, siendo notorio en el curso pasado el aumento de las difamaciones y las denuncias falsas.
NUEVAS CARAS DE LA VIOLENCIA:
1. Agresiones verbales, faltas de respeto en grupos de padres a través de redes sociales (facebook, wassap...).
2. Denuncias falsas que derivan en procesos judiciales y momentos de tensión
3. Difusión de imágenes vejatorias grabadas con móviles a través de internet.

ETAPA: En cuanto al nivel o etapa del profesorado que acude al Servicio hay que destacar que los problemas se detectan en todos los niveles educativos no universitarios, teniendo mayor incidencia en Secundaria con respecto a Primaria que el curso pasado había tenido un repunte de casos. Y así aproximadamente el 58% de los casos corresponde al profesorado de Secundaria, el 36% a Educación Primaria, 2% a Educación Infantil y un 4% al resto de enseñanzas.
  • EDUCACIÓN PRIMARIA
En estos niveles se da la particularidad de que son los padres, las madres e incluso los abuelos quienes someten en la mayoría de los casos al docente a situaciones de acoso, insultos, amenazas, denuncias y, en alguna ocasión, agresiones físicas. Dichas amenazas se expanden por redes como Facebook o Wassap.
  • EDUCACIÓN SECUNDARIA
En este nivel, los protagonistas de los actos violentos generalmente son los alumnos y, en segundo lugar, los padres. Esta realidad estos se producen por varios factores: este alumnado está pasando por etapas de configuración de la personalidad con importantes cambios, tanto físicos como psíquicos, que llevan al alumno de la niñez a la adolescencia; se trata de un momento de falta de madurez y de objetivos definidos por parte del alumno, que se encuentra con una enseñanza obligatoria (que no siempre se ajusta a sus intereses y capacidades). Es en esta etapa, además, donde se están produciendo los casos de ciberacoso. Reconocemos que las nuevas tecnologías son imparables, pero vemos imprescindible una educación del uso adecuado de las redes, que les ponga unos límites.

PROBLEMAS:
En cuanto a la tipología de los casos:
Este año pasa a ocupar el primer lugar los problemas con los padres como acoso de padres (47%) en el que destacan los insultos y amenazas, las presiones para cambiar las notas y, cada vez, más el cyber-acoso: wasapp. También se mantienen los problemas con los alumnos (36%) donde destacan las faltas de respeto, los problemas para dar clase, el acoso al profesor, incluso en algunos casos a través de las redes sociales (Facebook). Y no hay que perder de vista que un 15% de los problemas se relacionan con problemas entre compañeros o con el equipo directivo, aunque este dato ha disminuído significativamente con respecto al curso pasado.
Os dejo algunos enlaces a la noticia en la prensa:





miércoles, 22 de marzo de 2017

¡BASTA YA DE AGREDIR A COMPAÑERAS!


Sí, no ha sido una errata el escribir compañeras y no, compañeros, porque lo que sí es una realidad es que cerca del 80% de los docentes que acuden a nuestro servicio son mujeres.
La mujer considerada por algunos el sexo débil, y supongo que de esto se aprovechan, ciertos hombres en el caso de la violencia de género, y algún alumno, en nuestras propias aulas.
Las y los docentes trabajamos por y para la educación y la convivencia, y tratamos de transmitir a nuestro alumnos valores como el diálogo y la palabra, por tanto, situaciones como la vivida por esta compañera no tienen cabida en nuestras escuelas e institutos. 
¡Basta ya de ser agredidas! Ellos creerán que somos el sexo débil, pero somos fuertes porque afrontamos el día a día con energía y entusiasmo frente a ciertos alumnos que pueden llegar a la intransigencia y, como hemos constatado, a la violencia.
Desde este sindicato, y más en concreto, desde el Servicio del Defensor del Profesor, solicitamos y exigimos que se aplique la ley con toda su fuerza ante este tipo de hechos para poder percibir el respaldo de la Administración y para poder desarrollar nuestro trabajo en unas condiciones dignas.
Me gustaría dedicarle también unas palabras a esta compañera que está pasando por este momento tan traumático y doloroso. Quiero que sepa que cuenta con nuestro apoyo y solidaridad, deseando que se recupere pronto y recobre la ilusión para continuar con su labor educativa. 
Os dejo el enlace a la noticia en prensa:

miércoles, 1 de marzo de 2017

LOS DEBERES OTRO PUNTO DE CONFLICTO ENTRE PADRES, ADMINISTRACIÓN Y PROFESORES.




El tema de los deberes escolares está pasando del mero problemilla de organización vespertina a casi un asunto de estado, donde parece que los que menos contamos somos los docentes.
Todo empezó con el anuncio de una marca de muebles que no pienso mencionar para no darles más publicidad y continuó con el debate en las televisiones. Hasta el otro día en una cadena privada, una humorista se atrevía a decir que su hijo no hacía los deberes porque tenía a los profesores amenazados.
¿Pero dónde queda el diálogo con el profe de mi hijo? ¿Con qué autoridad nos cubren a nosotros cuando los propios padres en un programa bromean con una amenaza?
Y ahora para más INRI las propias administraciones nos ponen en el punto de mira haciendo una encuesta para padres/madres, alumnos y tutores de 4º E.P. y 2º ESO sobre dicho tema en el que se nos pone en entredicho y que está mal enfocada ya que solo la pueden rellenar los tutores pero no todos los profesores que dan clases en estos cursos. En cambio, sí va encaminada a todos los padres y alumnos.
Las cosas se arreglan hablando directamente y no con debates, programas televisivos y anuncios. Hasta dónde vamos a llegar!

miércoles, 30 de noviembre de 2016

MEMORIA DEL DEFENSOR DEL PROFESOR DE ANPE EXTREMADURA



ETAPA: Hay que destacar que aumentan con respecto al curso pasado los casos en Primaria y Secundaria en detrimento de otros niveles como Formación Profesional o Adultos.
PROBLEMAS: Un dato a destacar es que aumentan de manera significativa los problemas con la administración 33% (ha aumentado 13%), y en concreto, los problemas con la dirección del centro (17%). Aunque bien es cierto que los problemas con los alumnos siguen ocupando el primer puesto en los conflictos que llevan a nuestros compañeros a acudir al Servicio (40%). Destacando como ocurría otros años los problemas para dar clase, acoso e incluso agresión de alumnos. Y no hay que perder de vista que un 27% de los problemas se relacionan con los padres como acoso de padres y falsas acusaciones de alumnos y padres. También se  mantienen las nuevas tecnologías como herramienta de acoso (ciberacoso) y las amenazas e insultos de padres.
ESTADO ANÍMICO: Disminuye la ansiedad (pasa de un 92 a un 71%) pero a expensas de un aumento de los casos que manifiestan depresión 17% (aumenta 13%) y de los casos que terminan en baja laboralque llegan hasta el 12% de los casos que acuden.

CARACTERÍSTICAS DE LOS COMPAÑEROS/AS QUE ACUDEN: Resumiríamos diciendo que el perfil más común es mujer (67%) frente a hombres (33%). De entre 5-15 años de experiencia (63%). Y de edad comprendida entre 30-50 años (80%).
ANPE Extremadura y El Defensor del Profesor proponen 
1) La revisión, actualización y aprobación del actual Anteproyecto de Ley de convivencia escolar.
2) Una Ley específica de autoridad del docente.
3) Garantía de protección jurídica al profesorado, así como la plena cobertura de la responsabilidad civil, en relación con los hechos que deriven de su ejercicio profesional.

4) Asistencia psicológica gratuita a los docentes y reconocimiento de la ansiedad, la depresión y el estrés como enfermedades profesionales siempre que se deriven de situaciones de acoso.
5) Por último, destacamos la relevancia y necesidad de la presencia de más de un orientador en los centros de Secundaria para mejorar significativamente la convivencia en los centros escolares.

miércoles, 18 de mayo de 2016

INDICADORES DE ESTRÉS DOCENTE


Hay ciertos indicadores que nos ayudan a determinar si la sensación que tenemos cada mañana al levantarnos y pensar en "enfrentarnos" con la clase son síntomas de estrés docente o burnout.

                                         

Lo primero que puede notar el compañero que vive una situación de estrés docente es:

  • Sentirse con ansiedad y sentimientos de impotencia antes de empezar la jornada laboral.
  • Sentirse incapaz de  de hacer frente a problemas de indisciplina.
  • Sentirse abrumado con el trabajo burocrático añadido.
  • Sentirse exhausto, irritado y deprimido al terminar la jornada laboral.
  • Sentirse desvinculado del centro de trabajo y de los compañeros.
  • Sentirse mal pagado y sobrepasado por el trabajo.
Esto genera una serie de síntomas como son:
  • A nivel conductual: desequilibrios alimenticios, insomnio...
  • A nivel fisiológico: sensación de falta de energía, fatiga física crónica.
  • A nivel físico: dolores de cabeza, úlceras, indigestiones, problemas en la espalda o en las cervicales. Sensación de malestar general.
  • A nivel psicológico: fatiga psíquica crónica, pérdida de interés en lo que se hace, sentimientos de inutilidad.
  • A nivel emocional: sentimientos de ansiedad, insatisfacción, depresión, temor, frustración, baja autoestima y pobre autoimagen.
Ante estos síntomas podemos hablar de posible indicadores de estrés docente. En la próxima entrada hablaremos de cuáles son las causas más frecuentes generadoras de estrés.